Español, Opiniones

Día de leer a Tolkien 2019

¡Feliz día de leer a Tolkien 2019! Hoy, 25 de marzo, es el día en que conmemoramos la caída de Sauron luego de la destrucción del Anillo Soberano. Debido a esto la Sociedad Tolkien invita a los lectores alrededor del mundo a celebrar este día leyendo —o releyendo— sus pasajes u obras favoritas de J.R.R. Tolkien. Para incentivar un sentido de comunidad entre todos los participantes la Sociedad propone un tema cada año. En 2019, el tema propuesto fue «Tolkien y lo misterioso»… Y ese fue el impulso principal detrás de la escritura de esta entrada.

Introducción

Al considerar el tema de este año, mi mente fue inmediatamente a lo que considero uno de los misterios más interesantes relacionados con Tolkien. ¿Qué pasó con la secuela a El señor de los anillos que el Profesor comenzó, pero abandonó rápidamente? ¿Por qué la abandonó y, quizás más interesante que eso, por qué si estaba tan seguro de su decisión seguía intentando re-empezarla años después? Aunque no seré capaz de responder a estas preguntas de manera definitiva, espero que esta discusión, análisis y especulación te parezcan tan interesantes como a mí.

Los hechos

La secuela a El señor de los anillos se tituló provisionalmente La nueva sombra. Una versión amalgamada de lo que Tolkien alcanzó a escribir fue publicada por su hijo y ejecutor literario, Christopher, en Los Pueblos de la Tierra Media, el noveno y último volumen de la serie La Historia de la Tierra Media, en 1996.

La versión publicada allí es, como lo mencioné anteriormente, una amalgama de al menos tres versiones diferentes. Aunque estas versiones no tienen una fecha específica asignada, Christopher menciona que la segunda versión del texto incompleto sobreviviente se corresponde con la máquina de escribir que Tolkien ocupó durante los años 50. Esto ubica este intento de desarrollar La nueva sombra en la época posterior a la publicación de El retorno del rey y el renovado interés de Tolkien en revisitar y publicar las historias de los «Días Antiguos» de su legendarium.

El aspecto más interesante de la historia de la composición del texto, sin embargo, es que la última versión conocida de La nueva sombra, la que, de acuerdo a Christopher, «presenta cambios de expresión (en ocasiones bastante radicales), pero no altera en absoluto la historia ni le da nuevas implicaciones», fue escrita en la última máquina de escribir que Tolkien usó.

Lo último escrito por Tolkien acerca de La nueva sombra lo hizo en la parte de atrás de un sobre usado con matasellos del 8 de enero de 1968. Incluso más intrigante, en este pasaje Tolkien garabateó más información acerca del supuesto protagonista de la historia.

Estos hechos existente en contraste con las aseveraciones del propio autor, publicadas en el volumen de Cartas. Allí, en una carta con fecha 13 de mayo de 1964, Tolkien escribió respecto a La nueva sombra:

Empecé una historia cuya acción se sitúa […] después de la Caída [de Sauron], pero resultó a la vez siniestra y deprimente […].Podría haber escrito una historia de acción […], pero sólo habría sido eso. No valía la pena el intento.

Si Tolkien estaba tan seguro que La nueva sombra «no valía la pena» en 1964, ¿por qué estaba añadiéndole material en 1968?

La aseveración de Carpenter

Una pista acerca de por qué Tolkien cambió su opinión acerca de escribir esta historia —si es que lo hizo, al menos tanto como para garabatear nuevo material acerca de la historia tiempo después de haber tomado la decisión de dejarla— fue presentada por Humphrey Carpenter en su Biografía del autor. Allí Carpenter menciona que, en 1965, el Profesor «tropezó con una versión mecanografiada de La nueva sombra, un texto perteneciente a El señor de los anillos que había iniciado mucho antes para abandonarlo después de escribir unas pocas páginas […]. Permaneció despierto hasta las cuatro de la madrugada meditando sobre esto».

Christopher menciona en Los Pueblos de la Tierra Media que no sabe cuál es la fuente de Carpenter para hacer tal afirmación, pero tampoco la refuta. Hay que recordar acá que Carpenter entrevistó a Tolkien un par de veces, por lo que es posible que el autor le haya contado este incidente en alguna de sus conversaciones. Por otro lado hay que considerar también que Carpenter se toma varias «licencias poéticas» —por así decirlo— en su Biografía en más de una oportunidad.

De qué se trata

Aparte de su interesante historia textual —al menos para mí, claro— lo más interesante  de La nueva sombra es la historia en sí misma. En resumen —y usando las palabras del propio Tolkien— el texto se suponía que trataba de que:

La gente de Gondor, en tiempos de paz, justicia y prosperidad, se volvería descontenta e inquieta, mientras que los dinastas que descenderían de Aragorn se convertirían sólo en reyes y gobernantes, como Denethor o aun peor. Descubrí que incluso en esa época tan temprana se había dado un afloramiento de proyectos revolucionarios en torno a un centro de religión satánica secreta; mientras que los niños gondorianos jugaban a ser Orcos y se divertían haciendo daño.

Creo que este «discurso de venta» no sólo es fascinante, sino que he discutido con otras personas que la semilla de esta historia es un precursor a la fantasía «oscura y lúgubre» (grimdark en inglés) que se ha vuelto popular en la última década más o menos, con títulos como Canción de Hielo y Fuego o La primera ley.

La nueva sombra

Aparte de su importancia como antecedente literario, el texto sobreviviente de La nueva sombra, aunque breve, es en mi opinión una lectura provechosa en sí misma. El texto, aunque claramente perteneciente al inicio de una historia, está compuesto principalmente de una diálogo entre el hijo menor del Beregond de El señor de los anillos, Borlas —que es ahora un viejo— y un joven noble gondoriano llamado Saelon.

De hecho la primera línea de diálogo pronunciada por Borlas es una declaración agorera y un inicio bastante potente de la historia: «Profundas en verdad son las raíces del Mal […] y la savia negra fluye con fuerza en su interior. Ese árbol no morirá nunca».

Comparado con el sabio y curtido veterano que es Borlas, Saelon es joven y arrogante. Tanto que discute airadamente las ideas del viejo exponiendo su propia filosofía. Esa visión de mundo aparece justo después de que Saelon recuerda una instancia en que Borlas lo amonestó acerca de lo que el viejo llamó «cosa de orcos».

Robar buena fruta, bueno, supongo que es sólo cosa de niños, cuando tienen hambre o sus padres son demasiado descuidados. ¡Pero arrancar manzanas verdes para romperlas o tirarlas! Eso es cosa de orcos.

La respuesta de Saelon a ese recuerdo es tan oscura como perturbadora:

Fue un error, Maese Borlas. Porque había escuchado historias sobre los orcos y sus acciones, pero hasta entonces no me habían interesado. Usted logró que pensara en ellos. Con el tiempo perdí la costumbre de realizar pequeños robos (mi padre no era demasiado descuidado), pero no me olvidé de los orcos. Empecé a sentir odio y a pensar en la dulzura de la venganza. Jugábamos a ser orcos, yo y mis amigos, y a veces pensaba «¿Por qué no voy con mi banda y le echo abajo los árboles? Entonces pensará que los orcos han vuelto de verdad».

La mejor —o peor, dependiendo de nuestro punto de vista— parte viene justo después de la admisión pública de Saelon de sus oscuros deseos e intenciones. Después del diálogo que acabo de citar, añade: «Pero eso fue hace mucho tiempo», seguido de una sonrisa.

Ese es el núcleo de la tensión del pequeño fragmento que tenemos. ¿Es Saelon realmente parte de un culto a Sauron… O Morgoth? ¿O está sólo jugando con los miedos del viejo? ¿La respuesta? Nunca la sabremos, porque Tolkien no avanzó más que un par de páginas más. Quizás Morfeo tiene una copia completa de la visión de pesadilla que Tolkien tenía para esta historia en su biblioteca.

Conclusión y especulación

Aunque la historia de La nueva sombra, la secuela de El señor de los anillos que nunca fructificó, permanecerá siendo un misterio, creo que podemos especular acerca de las razones por las que Tolkien abandonó una premisa tan interesante. Creo en sus palabras cuando dice que era «sólo una historia de acción», pero creo que una historia en ese estilo podría haber sido grandiosa, especialmente en contraste con la fantasía elevada y trágica de la «obra padre», por así decirlo.

La parte más interesante de esta historia inconclusa es, en mi opinión, que Tolkien parece haber regresado a ella justo antes del final de su vida. ¿Qué miedos lo asediaban entonces que guiaron sus pensamientos de vuelta a esta historia oscura? ¿Se sentía quizás como Borlas, un viejo que recordaba una sombra que la juventud ya había olvidado, incluso luego de pocos años? ¿Y cuál era esa sombra? ¿El miedo de una Tercera Guerra Mundial que terminara con el mundo como lo conocemos? ¿O quizás algo… peor? ¿Una pesadilla distópica en que el Mal ya no estaba limitado a aquellos deformados por él —como los Orcos— sino algo que yacía en los corazones de todos?

La nueva sombra, aunque incompleta, sigue siendo una lectura fascinante y una poderosa visión al interior de Tolkien en sus últimos días. Y un maravilloso misterio del que discutir y argumentar incesantemente, por supuesto.

***

¡Espero que hayas disfrutado leyendo este artículo! Puedes ayudarme comentando, compartiéndolo con alguien a quien podría gustarle o convirtiéndote en mecenas en patreon.com/nuevafantasy ¡Por tan sólo $1 dólar al mes votar en encuestas exclusivas para decidir cuál será el tema de la próxima entrada! Gracias de antemano por tu apoyo.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s